Historia

La FOTIA

Fue creada en 1944, un período histórico en el que Juan D. Perón se desempeñó como Secretario de Trabajo y se caracterizó por la sanción de importantes leyes laborales y la ampliación de la sindicalización a sectores antes desorganizados, entre ellos los trabajadores del azúcar. La FOTIA se organizó de ese modo como uno de los sindicatos más importantes y combativos del sindicalismo nacionalista laborista que dio origen asl peronismo.

El 15 de octubre de 1945 la FOTIA declaró una huelga para exigir la libertad de Perón, quien había sido detenido por un golpe de estado militar, que se constituyó en el antecedente directo de las grandes movilizaciones obreras del 17 de octubre de 1945, conocidas como Día de la lealtad, que obtuvieron la liberación de Perón.

En las elecciones presidenciales de 1946, en las que resultó ganador Perón, la FOTIA fue la base de la organización del Partido Laborista en la provincia, obteniendo el mayor porcentaje de votos del país, por lo que fue llamada la llave del Norte. En esa época los dirigentes de FOTIA ocuparon importantes lugares en el Estados y como diputados y senadores. Algunos de los dirigentes de esa etapa fueron: Celestino Valdéz, Manuel Lema, Lorenzo Rivarola y Luis René Villacorta.1

En 1947 los sindicatos de trabajadores del azúcar de Jujuy y Salta se incorporaron a la FOTIA, transformándola de hecho, por entonces, en un sindicato único nacional, formado por 64 sindicatos locales con un total de 130.000 asociados.1

La FOTIA demostró una gran independencia política y sindical. En 1948, disuelto el Partido Laborista lideró la creación, con los demás sindicatos tucumanos, del Frente Obrero Peronista Revolucionario, por fuera del Partido Peronista.1​ Durante el gobierno peronista (1946-1955), en marzo y octubre de 1949, la FOTIA organizó importantes huelgas, enfrentándose con el gobierno que declaró ilegales las huelgas, intervino la federación y encarceló a muchos de sus dirigentes.

Durante el gobierno radical de Arturo Illia (1963-1966), la FOTIA organizó una gran movilziación contra los patrones que adeudaban una zafra completa. El movimiento fue severamente reprimido causando varios muertos, y el gobierno encarceló a su secreterio general, Atilio Santillán aplicando el Plan Conintes, que permitía “militarizar” los conflictos sociales.2

Durante la dictadura militar conocida como Revolución Argentina, se produjeron cierres de gran cantidad de ingenios en Tucumán. La FOTIA organizó como respuesta grandes huelgas que conmovieron el país y que fueron cruentamente reprimidas. En esas luchas se destacó como dirigente Atilio Santillán, quien fue asesinado en Buenos Aires por el Ejército Revolucionario del Pueblo3​ dos días antes del golpe de estado del 24 de marzo de 1976, con que se inició el Proceso de Reorganización Nacional (1976-1983). Toda la dirección de la FOTIA, con excepción de su secretario de Prensa, Rafael Desantis, resultó desaparecida durante el Terrorismo de Estado. Actualmente FOTIA se encuentra a cargo del secretario general Roberto Arnaldo Palina, secretario general adjunto Andres Ceferino Galvan (actual legislador por el PT)y el apoderado, y asesor legal Dr.Ricardo Alfredo Veliz.